El caso espionaje en Mijas, un escándalo que el alcalde quiere borrar

El caso del espionaje en Mijas Comunicación está claro. La auditoria informática ha demostrado que los profesionales del medio y sus conversaciones con políticos, vecinos, empresarios y el resto de las fuerzas vivas de Mijas han sido controladas sin que los profesionales, la gran mayoría de los profesionales al menos, lo supieran.

Por J.R. Fernández

Desde Mijas Comunicación se han violado los derechos de sus profesiones y fuentes. De todo eso quedan archivos que se intentaron borrar y que se podrían recuperar fácilmente. Pero también existe el riesgo de que sean destruidos.
Para esto último, el actual alcalde de Mijas por Ciudadanos, lo ha puesto fácil. El alcalde ha bloqueado la posibilidad de que se recuperan los archivos impidiendo que el auditor informático acceda a los discos duros de los equipos infectados. Peor aún, el alcalde y presidente de Mijas está impidiendo que siga la investigación en contra de lo que le pedia hace unos días la mayoría del consejo de administración.
El empeño de Maldonado por enterrar, mientras pueda y hasta donde pueda, esta investigación es la muestra más evidente que detrás de este caso no hay un ex director que, airado por su despido, se fue de madrugada a retirar de las oficinas material “sensible”. No. Lo que hay detrás de todo esto es un intento deliberado de borrar las huellas de un delito que el auditor informático encuentra prolongado en el tiempo. Durante años alguien, y el alcalde impide que sepamos quien, ha estado vigilando la información y conversaciones que mantenían los y las profesionales que trabajaban en Mijas Comunicación.
Grave, gravísimo es el comportamiento del alcalde de Ciudadanos que repite el esquema de lo sucedido con los ordenadores del PP en la calle Génova. Primero se negaron, hasta en cinco ocasiones a entregar los ordenadores al juzgado. Luego los destruyeron…Veremos que pasa aquí. No tenemos a Bárcenas o a Rajoy. En Mijason otros dos. Incluso de otro partido… pero beben en las mismas raíces.