Carta abierta a José Garcia Molina

Fernando Barredo, miembro del Consejo Ciudadano de Castilla-La Mancha ha remitido la presente carta abierta a su compañero de Formación, secretario general de Podemos en la comunidad y vicepresidente del Gobierno regional José Garcia Molina. La carta fue originalmente publicada en el diario “La Comarca de Puertollano”.

El sobrao

Compañero de partido y secretario general de Podemos Castilla-La Mancha:
Habiéndote escuchado a través de la televisión la “Declaración de Toledo” que, como portavoz del grupo de secretarios/as generales de distintos territorios reunidos el pasado 25 de enero en dicha ciudad, entonaste arengando a la “unidad, a la alegría y a la responsabilidad” ante la catarsis actual del partido, aún no salgo de mi asombro. Que un dirigente tan excluyente como tú comparezca ante los medios tanto para hablar de “los que sobran en PODEMOS” como para decir que ahora no sobra nadie, que la pluralidad es buena y que tenemos que estar todos unidos, tanto si es un ejercicio más de tu inagotable palabrería como la manifestación de una personalidad oculta que aún no habías asomado, es realmente llamativo. Cual Simón el estagirita, desde lo alto de tu columna sobre la que te encaramas cada lunes en La Tribuna de Toledo como secretario general de Podemos Castilla-La Mancha, con sutileza pero sin dudas dejaste muy claro que, desde Íñigo Errejón hasta cualquier persona que osara contravenir la voluntad de Pablo Iglesias en el partido, quedaba fuera de juego. Por cierto que ÉL* te retweeteó cuando aireaste tu sentencia, por lo que la dio por buena mucho antes de la penosa situación que hoy constatamos quienes no vinimos a PODEMOS a apostar en peleas de gallos, sino a defender principios frente a intereses, a personas humildes frente a mafias prepotentes en nuestro Estado nazionalcatólico. Dos meses después llegó Vistalegre 2 y, en dicha asamblea estatal, la ejecución que anticipaste más como amenaza que como profecía.
Al escuchar tu reciente declaración, recordé que ya en mayo de 2015, pocos días antes de las elecciones autonómicas y municipales, Pablo Iglesias dijo que “Podemos nació para ganar y no ganaremos pareciéndonos al adversario”. Sin embargo, acabas de ganarte un sobrenombre, el mismo calificativo que le había dispensado en 2013 al expresidente del Gobierno Mariano Rajoy el entonces senador y alcalde de Zaragoza Juan Alberto Belloch, cuando dijo de él que “va de sobrao, como si no pasara nada y fuera capaz de controlarlo todo”. Rajoy había rechazado las ofertas de pactos que le habían hecho en el Congreso, prácticamente, todos los grupos parlamentarios, de la misma manera que tú, cual “rey de PODEMOS Castilla-La Mancha” has despreciado sistemáticamente las propuestas de los miembros del Consejo Ciudadano Autonómico del partido en la región que no son de tu línea, a quienes nos escondes las cuentas de la formación, a pesar de las numerosas peticiones de que las muestres. Yo fui el primero en reclamarlas y he sido el más insistente, te las he pedido en más de treinta ocasiones en asambleas, a través de escritos registrados, en burofax con certificado de entrega y acuse de recibo, con emails a los correos institucionales, en la Asamblea Ciudadana Autonómica, en declaraciones públicas en prensa y en televisión, en el chat de Telegram y en las reuniones del referido Consejo regional. Ya te había pedido en un documento registrado en 2015, junto con otros compañeros/as, el acceso a los documentos económicos de PODEMOS Castilla-La Mancha sin obtener otra respuesta que tu silencio durante los años siguientes, cuando fui elegido consejero ciudadano autonómico. En la primera sesión del recién elegido Consejo en Alcázar de San Juan (Ciudad Real) en mayo de 2017, te conminé a enseñarme la contabilidad completa y los movimientos de cuentas corrientes desde 2015, entregándote una carta con esa solicitud delante de todo el Consejo, a cuyos miembros repartí otros dos documentos fotocopiados con propuestas para la recuperación de la Memoria Histórica de nuestro territorio, que habíais obviado en vuestros documentos, y para la defensa del Laicismo en Castilla-La Mancha, sobre el que finges implicarte cuando preferiste ir de visita al palacio arzobispal de Toledo para decirle al arzobispo que los de PODEMOS no somos peligrosos, antes que pedir las cuentas de una exposición en la catedral de Cuenca con la que el presidente Page “donó” a la Iglesia Católica casi dos millones de euros sin enseñar una sola factura. Te solicité que te interesases por ellas a través de un escrito que contestaste con silencio, y también te lo pidieron oficialmente el Círculo Podemos Toledo y algún círculo de Cuenca, pero volviste a eludir la respuesta. Nunca dices “no”, sólo te pones de lado y callas. Esas cuentas, también ocultas, las ha tenido que pedir el otro diputado del partido en las Cortes Regionales, ahora calumniado por personal contratado por el mismo, porque a ti te da “repelús” incomodar a la Iglesia. PODEMOS exige en otros territorios que la curia pague el IBI, que declare los casos de pederastia ejercida durante decenios por sa-cerdotes contra niños indefensos en total impunidad, o que diga cuántos bienes inmuebles ha usurpado a la ciudadanía mediante el infame sistema de la inmatriculación; pero tú y el Consejo de Coordinación que presides solo guardáis aquí silencio, mientras asistes a las sesiones parlamentarias en el antiguo convento de Gilitos convertido en sede de las Cortes Regionales ubicadas en una ciudad cuya catedral exhibe, como una de sus valiosas joyas, la espada de Franco en la cámara de su escandaloso Tesoro.

Como ha pasado desde entonces con tantas solicitudes, ni la carta que te entregué en la mesa de aquella primera sesión del Consejo, ni las copias que os di de dos informes míos que repartí entre sus miembros, a pesar de haberos pedido allí que la entrega constara en el acta y que se adjuntara a la misma, no la citasteis ni la incluisteis y, es más, “perdisteis” los tres documentos. Tu compañera en la Comisión de Coordinación Genoveva Bueno, que firma como secretaria actas de sesiones a las que no asiste, no sólo “perdió” mis entregas sino que no ha recogido mis solicitudes de las cuentas del partido en ninguna de las actas del Consejo que, por cierto, lleváis más de un año sin publicar a pesar de las numerosas reclamaciones, porque lo vuestro es el silencio. En Castilla-La Mancha, las bases no tienen ni idea de lo que se decide en el Consejo Ciudadano Autonómico salvo que se nos pregunte personalmente a los tres consejeros/as ajenos a tu “séquito” que no hemos dimitido. Son varias las consejeras que se fueron por no soportar tu “estilo”, algunas publicaron sus cartas de dimisión en las que denunciaron tus malas prácticas como secretario general, las de María Díaz como secretaria de Organización y las del resto de quienes controláis el Consejo, porque también guardas silencio sobre las dimisiones y las injustificables ausencias de consejeros/as, quizá por si acaso terminas como en el Consejo anterior, constituyéndolo y actuando durante años sin el quorum preceptivo, tal y como denuncié ante la Comisión de Garantías Democráticas estatal en 2016 y que, por supuesto, guarda silencio desde entonces; ni se ha abierto expediente ni se ha nombrado instructor/a tal y como ha ocurrido en decenas de miles de casos de denuncias a cargos y a órganos del partido ante los que, tal y como grité en Vistalegre 2 para que lo supiera todo el mundo, el aparato al que orgullosamente perteneces, y del que te vales, agravia con silencio sepulcral, que sólo rompe para proclamar la aplicación de medidas antiejemplares como la expulsión de la legítima presidenta de la Comisión de Garantías Democráticas decidida en aquella Asamblea Ciudadana Estatal por denunciar la manipulación de los acuerdos allí tomados. Actualmente, lo que tenemos en PODEMOS es una Comisión de Garantías Dedocráticas* que actúa como órgano inquisitorial contra las bases en vez de defenderlas de los abusos de obisPodemos* como tú.
La última consejera que ha dimitido, mismamente ayer lunes 28 de enero, Miriam Pérez Gutiérrez, os ha enumerado las causas en su carta de despedida:
“(…) la falta de transparencia que roza la vergüenza ajena, sin apenas respuesta a ninguna de las demandas realizadas, suspensión ilegal de un consejero [concretamente yo], uso del feminismo para para desacreditar y purgar a un diputado, falta de transparencia en las contrataciones, invisibilidad por parte de las RRSS del trabajo realizado por los cargos no afines, actas que no responden a lo debatido anteriormente e incluso que adjuntan falsedades, acoso a compañeras no afines, la consideración de paridad en la representación del partido en la televisión pública en la que las compañeras no son entrevistadas apenas en comparación con la cantidad de veces que entrevistaron a compañeros, el ninguneo a compañeras críticas que encima de intentar ayudar resulta que lo que hacen es provocar “histeria colectiva”, y que en mi secretaría dejé de trabajar hace meses pues no hay ninguna propuesta a realizar. Por todas estas razones he perdido la ilusión y vivencias, la palabra “unidad” desde hace tiempo para mí dejó de tener valor y las ganas de trabajar en un proyecto en el que ya no creo, porque cuando llega el momento en el que evitar estar en la presencia de personas hace que mejores tu salud y se rebaje tu cólera y que lo único que hace que estés ahí es ser una futura pegacarteles, porque no eres válida para nada más, en ese mismo momento sabes que el vaso está lleno”.
Como ves, Miriam, que es una persona valiosa y valiente, ha trazado un semblante muy objetivo de tus/vuestras acostumbradas malas prácticas. Otra cosa es que te incomode leerlas todas juntas, porque lo mismo cuando te miras todos los días en el espejo sólo ves al sucesor de Iglesias. Total, por mucho que ya se conozcan tus métodos en el partido, los obisPodemos gozáis de impunidad en el mismo. Ninguna de tus irregularidades es revisada por una Comisión de Garantías Democráticas autonómica porque, tras retrasar un año su constitución desde la Asamblea Ciudadana regional, librándoos por hartazgo de algunas personas que salieron en ella elegidas, planeasteis la dimisión de tus afines para romper otro quorum que, esta vez, sí os convenía respetar, con lo que Castilla-La Mancha carece de ese órgano y así hacéis y deshacéis desde el Consejo de Coordinación cuanto se os antoja, sea o no reglamentario. Os atrevisteis, por ejemplo, a instigar contra mí desde que os pedí los documentos económicos en el Consejo y os aprovechasteis, si no las instigasteis, de miserables acusaciones falsas que me escupieron dos ‘compañeros’ de PODEMOS en un medio del que, emulando a Umberto Eco, habíais dicho que era pieza principal de “la máquina del fango”. Sin respetar mi presunción de inocencia, que sí reclamáis ahora para vuestro afín consejero Luis Benítez de Lugo en idéntica circunstancia, no me disteis audiencia, ni siquiera de un minuto, y utilizasteis las calumnias de esos dos canallas para apartarme del partido con una suspensión cautelar ilegal, aplicándome un sistema de purga directa, sin pasar por Garantías, que aún no estaba en los Estatutos aunque ya estuviera urdido para los Echeniquestatutos* actuales, en los que se ha incrustado subrepticiamente una ‘Ley Mordaza’ encubierta que es una de las medidas irregulares denunciada por Olga Jiménez antes de que se la purgase por recordaros que el aparato estaba inventando una normativa en vez de transcribir en un documento los acuerdos asamblearios.
Me tuvisteis apartado del partido, secuestrado políticamente durante ocho meses, vulnerando mis derechos fundamentales de defensa y de asociación; suspendisteis una reunión del Consejo en Toledo sólo porque asistí a ella, aseverando la SOA María Díaz que yo no formaba parte del mismo, y hasta convocasteis la siguiente asamblea en un espacio privado para vetar al que ‘sobraba’ en un hotel de Albacete, con un guarda jurado en la puerta para evitar mi paso si aparecía, y luego estuvisteis bien ‘sobraos’ de cinismo para decirle al juez en la contestación a mi demanda judicial, tal y como resolvió la Comisión de Garantías Dedocráticas* presidida entonces por el obediente Argiro Giraldo, que nunca me suspendisteis cautelarmente, que me lo había inventado yo y que conservaba todos mis derechos como inscrito y el cargo de consejero. Semanas antes, en cambio, habiéndote preguntado la prensa por qué no respetaste mi presunción de inocencia declaraste que “… esa decisión que se toma, atendiendo la Ley de Partidos y que corroboran tanto la Secretaria de Organización estatal como el Equipo Jurídico, es inmaculada” (EDCM/EFE, “García Molina lanza un mensaje sobre la agresión a Fernando Barredo, de Imagina Podemos”. EL DIGITAL CLM, 07-08-2017).
Como me tenías secuestrado políticamente, y soy inmune al síndrome de Estocolmo porque siempre me rebelo ante los abusos de poder, te contesté a través del mismo medio de comunicación:
“(…) No se me indicó en base a qué Artículo (inexistente) de qué Reglamento se ejecutaba mi suspensión, sin que la Comisión de Garantías Democráticas hubiera designado instructor/a, ni se me indicó si podía alegar o recurrir ante algún órgano ni si tenía plazo para hacerlo, ni se me indicó a partir de qué momento actuaba la suspensión cautelar, arbitraria, sumamente injusta y totalmente irregular.
A esta chapuza antidemocrática la ha calificado en prensa, para colmo, José García Molina una decisión “inmaculada”, usando este término teológico como si hablase iluminado por algún “espíritu santo”. Este obisPodemos está peor de lo que parece o cree que lo está la gente, siendo graves ambas posibilidades cuando él se coloca como vicepresidente de Castilla-La Mancha arrodillado en el reclinatorio ante el PAPAJE. Para colmo, este iluminado invoca la Ley Orgánica de Partidos Políticos, en la que la presunción de inocencia actúa de pilar, y en la que la medida de suspensión cautelar se circunscribe a militantes que hayan sido detenidos, puestos a disposición judicial y que hayan salido con cargos siendo declarados judicialmente “investigados”, y que el juicio oral en el que se vayan a dirimir sus responsabilidades esté ya abierto. Ninguna de esas situaciones tiene que ver con la mía, ya que sólo he sido vilmente calumniado por dos militantes del partido, y denunciado internamente ante la Comisión de Garantías Democráticas por uno de ellos alentado por el propio José García Molina, que siente inquina hacia mí, único consejero regional que le he pedido la contabilidad completa y el acceso a todos los movimientos bancarios del partido.
Una vez que la policía ha señalado a Guillermo Pérez-Reyes y a Manuel Vázquez Jaén, los individuos que me han calumniado miserablemente, como los presuntos autores intelectuales de las graves lesiones que me produjo un sicario enviado, que la policía ha concluido que se trata de un hijo del propio Pérez-Reyes, experto en artes marciales y de formación militar, la persistencia de Molina en mantenerme ilegalmente la suspensión sólo puede llevar a una conclusión: el verbo cínico, hecho carne, ha llegado al Gobierno Regional, y va a pegar su culo al sillón hasta que se lo consagren”. (EDCM. “Fernando Barredo, autor del artículo más duro escrito nunca antes contra José García Molina: sin piedad”. EL DIGITAL CLM, 02-10-2017).
Tus tácticas para purgar a los críticos merecen respuestas contundentes, y sólo puedes quedar como el “bueno de la película” hasta que te toca quitarte la máscara. Ante tan burdas mentiras, fáciles de desmontar en un juicio, y con las siete consejeras que asistieron como testigos, y con todas tus tergiversaciones publicadas en prensa e incumplimientos de la normativa del partido y de la Ley Orgánica de Partidos Políticos, el abogado de PODEMOS me pidió un acuerdo antes de que nuestra formación quedara en ridículo en la vista judicial para determinar medidas cautelares, ofreciéndome que PODEMOS se allanara a mis reclamaciones, con lo que el juez anuló vuestra vergonzosa suspensión y os obligó a darme nuevamente el alta como inscrito y a reintegrarme en mi cargo de consejero, por lo que tenéis que volver a verme dentro del Consejo, lo que te altera tanto que has llegado a interrumpir una sesión saliendo estrepitosamente de la misma, y que luego suspendió la secretaria de (des)Organización unilateralmente abortando el Orden del Día porque ni tú conseguiste callarme con tus gritos ni ella con su arbitrariedad, teniendo yo el turno de palabra. A los obisPodemos* solo se os para en los juzgados; os aprovecháis de la lentitud de la Justicia española pero al final se sabe la verdad, y espero que se imponga la legalidad en todos los casos, incluido el que tenemos pendiente los autores y firmantes del Manifiesto NUEVO IMPULSO por la democracia interna de PODEMOS, contra las primarias al Congreso y al Senado convocadas vulnerando, una vez más, los derechos fundamentales de la militancia. Por supuesto, vuestros abogados y procuradores los pagamos entre todos los inscritos, por eso no os duele, sólo os molesta, entrar en pleitos que la gran mayoría de afrentados/as en el partido tiene que desistir de iniciar porque carecen de dinero para afrontar los gastos; así es como os libráis de muchísimas demandas. Es lo que tiene el poder que tanto os embriaga, y que tan mal ejercéis: la ventaja sobre la gente llana.
David Llorente, por ejemplo, el referido y elegido por votación diputado regional de PODEMOS Castilla-La Mancha calumniado por trabajadores que habéis contratado a dedo, tiene que pagarse su abogado, pero a las personas que contratasteis y que él demanda por sus injurias sí les paga el partido el mismo abogado que puede cubriros a vosotros si os demando yo. Tienes, tenéis, un peculiar concepto de la igualdad en el seno del partido, de esta formación que iba a ser la de la gente, por la gente y para la gente.
Ahora que os inquieta, por lo que pudiera pasar con vuestros puestos, la huida de tantos afiliados/as, las dimisiones de tantos cargos orgánicos y las catastróficas previsiones de votos, os recuerdo que no es la gente la que se ha ido de PODEMOS, sino PODEMOS el que se ha ido de la gente. Por eso algunos estamos luchando por la democracia interna, con uñas y dientes, como último intento de superar la actual catarsis del partido, y de hacer un llamamiento general a todas las personas expulsadas tras malos tratos y dolorosas difamaciones, y a las que se han ido decepcionadas, amargadas o indignadas de la que se dijo iba a ser su herramienta para el cambio social y para luchar contra la corrupción institucionalizada.
A la semana de contestar en varios medios de comunicación, en defensa de mi honor con todo mi derecho, a las calumnias que os valieron para apartarme del partido con maquiavélica presunción de culpabilidad, un sicario disfrazado de repartidor me atacó en mi propia casa. Vino protegido por un casco de moto pero a cara descubierta porque no pensaba dejar testigos. Por suerte, fue el criminal el que tuvo que salir huyendo al encontrarse más resistencia de la que esperaba. Aun así, consiguió romperme cinco huesos del cráneo y me produjo otras lesiones en costillas, vértebras, brazos y abdomen por las que tuve que superar una intervención quirúrgica y estar un año de baja haciendo rehabilitación. A las pocas semanas, de aquel ataque cobarde, fue detenido como presunto agresor un “casualmente” hijo de uno de mis dos difamadores, los miembros de Podemos Castilla-La Mancha a los que diste tanto crédito, incluso con quienes mantuvisteis largas conversaciones telefónicas en los días previos a la difamación. Llamó mucho la atención que a ellos no les apartasteis del partido, ni cuando me acusaron sin prueba alguna para difamarme ni cuando el Cuerpo Nacional de Policía presentó ante el juez la prueba positiva de ADN por la que una muestra recogida en el lugar de los hechos señaló, inequívocamente, al detenido como el autor material de los mismos. Los dos difamadores están declarados investigados por el juez como los presuntos autores intelectuales de la agresión, pero tú dijiste en la prensa que, a lo mejor, cuando concluyera la investigación policial tendrías que tomar más medidas contra mí, a sabiendas de que yo era la víctima denunciante y jamás he sido investigado. ¿Cómo puedes llegar a semejantes artimañas? ¿Cómo puedes prodigarte con tanto cinismo? ¿Acaso no sabes que la verdad, como el agua, siempre encuentra su camino? La hipocresía quizá valga para mantenerse en un puesto, pero no para dignificarlo. Tú tendrías que haber dimitido nada más anular el juez la irregular suspensión cautelar con la que intentaste librarte del consejero que te pide las cuentas, pero quizá te hayas acomodado demasiado en tu despacho del anexo del Palacio de Fuensalida con vistas al Jardín. Tus prioridades ya se evidenciaron cuando, nada más ocuparlo tras ganar una típica consulta de PODEMOS con pregunta trampa, con la que cambiaste el pacto de investidura por el pacto de gobierno con el PSOE, la primera medida que asumiste levantó un escándalo, al denunciar STAS-CLM intersindical públicamente que te estabas asegurando un complemento de alto cargo para toda la vida nada más obtenerlo. No fue por ti, precisamente, aunque quisieras hacerlo creer, por quien se retiró semejante iniciativa, ese salario “paratodalavida” que los medios bautizaron com el “NESPAJE”. El que te estrenases como flamante vicepresidente –segundo- de la Junta de Comunidades de una región con la gente humilde tan maltratada con semejante medida para ser un privilegiado en ella, ya te desacreditó para el ejercicio del cargo al que, para agarrarte, has llegado a traicionar ahora a Pablo Iglesias desde Toledo, donde dijo antes de que se convocasen las últimas primarias orgánicas, que quería que las ganases tú para que siguieras de secretario general haciendo lo que haces, por lo que o ÉL* no te conoce, o es que se reconoce demasiado en ti. Dado el cariño y la admiración que siempre has dicho sentir por ÉL*, imagino que te gustará que te diga que, seguramente, sois ‘tal para cual’.
En cambio, habiendo firmado ante notario en el marco de aquel acuerdo el compromiso para revertir los servicios públicos externalizados, esto se incumplió descaradamente desde el principio del co-gobierno con más privatizaciones que se llevaron a cabo con PODEMOS ya en en el “puesto de mando” o, mejor dicho, de “co-mando por el puesto”. No sería prioritario para ti, cuando nada dijiste sobre la creación de estupendas colocaciones a dedo para los altos cargos mientras se externalizaban los servicios de atención directa a la ciudadanía. De hecho, supimos cuánto te molestó que los representantes de STAS te enumerasen, uno a uno en el citado despacho, los centros privatizados con PODEMOS en el Gobierno, y te avisasen de que el Plan Horizonte 2020 que presentó García Page iba a suponer la mayor privatización de centros sociales de la historia de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha. Seguramente, tampoco les habrá importado mucho a las casi cincuenta personas que habéis colocado a dedo en la Junta gracias al acuerdo PODEMOS-PSOE, algunas con sueldos envidiables para la mayoría, cuyas identidades aún son desconocidas en el partido, como lo fueron hasta para los consejeros/as las de las personas que contratasteis a dedo para el Grupo Parlamentario hasta que sus nombres aparecieron como firmantes de la acusación al diputado Llorente que critica vuestras prácticas. Así de opaca es esta formación que, como Iglesia de Verdad Única y privilegios múltiples, estáis montando los obisPodemos que os reunisteis el sábado en Toledo, ejerciendo tú la portavocía. Cuánto te gusta ser la voz cantante fuera del partido, hacer declaraciones rimbombantes hacia el exterior, y cúanto silencio impones en el seno del mismo. Mientras tanto, las pocas personas que aguantan activas en círculos de tu territorio, se siguen desanimando al ver que en los procesos de primarias convocados para establecer las candidaturas para las elecciones de mayo, como las elecciones locales, serás también tú quien lleve la voz cantante, esta vez en despachos en los que cocerás las listas junto con el jefe de IU en la región, repartiendo entre ambos los primeros puestos de las listas; vamos, los que salen.
En el círculo territorial de la ciudad donde has presentado la ‘Declaración de Toledo’, la desmotivación es tal que sólo cinco personas se presentarán de candidatas y, ¡oh sorpresa! una de ellas, con muchas posibilidades por la normativa de paridad, es la actual concejala de GANEMOS TOLEDO Helena Galán Soria que, para estupefacción de la militancia en la capital de Castilla-La Mancha, lleva inscrita en secreto en PODEMOS desde hace meses sin habérselo dicho a nadie en el partido. Lo mismo sale otra vez de concejala, ahora por PODEMOS, y se da de baja al día siguiente en el partido también sin decírnoslo. Hay gente tan discreta que asusta. De lo que no me cabe duda, es que no habiendo obtenido mayoría simple para el aval colegiado en la asamblea del Círculo Podemos Toledo, la concejala de GANEMOS la conseguirá directamente de tu Consejo de Coordinación. Es lo que tiene la política de oscuros despachos que actúan como esas chisteras del clásico prestidigitador de las que salen palomas volando a asaltar los cielos cada vez que el maestro mete la mano en ellas. Quienes ejercen la mayor coherencia posible ante estos casos no quieren participar en primarias tan primarias (valga el juego de acepciones): Ángel de la Cruz Tante, el compañero de IMAGINA Podemos Castilla-La Mancha que se inscribió como candidato se ha retirado de un “juego de tronos” en el que parecen estar ya repartidas las cartas de nobleza. Ángel prefiere preservar su dignidad en la clase turista, viajando con sus compañeros en el vagón de cola, porque aquí algunos no vinieron para sacar billetes de business class.
Por estas “cosillas”, al reintegrarme en el Consejo Ciudadano Autonómico a seguir representando con orgullo a personas como Ángel, te comenté que quienes destrozan PODEMOS no somos los críticos sino los que habéis convertido al partido en vuestro cortijo. A pesar de ello, sentado frente a ti en aquella asamblea, te dije que si te disculpabas por la suspensión cautelar ilegal que me habíais aplicado y que ya estaba anulada judicialmente, yo estaba dispuesto a perdonarla y a trabajar en equipo sin que lo personal interfiriese. Me miraste, tragaste saliva, y guardaste silencio. Ni tú ni el resto de tu equipo habéis sido capaces de emitir una mínima disculpa, ni siquiera en privado. La soberbia, tampoco dignifica.
A la gente le va mal, en general, en PODEMOS mientras los afortunados os posicionáis para aseguraros la cátedra en el Cónclave soñando con fumata bianca en vuestro honor. Como dice un proverbio chino, “cuando en el mar pelean los tiburones siempre lo pagan las sardinas”, pero los que estáis como depredadores en este mar de desengaños bien que vivís, parece que los dioses os miran mejor que al resto. Por ejemplo, tu compañero en tu entorno más inmediato, miembro del Consejo de Coordinación y secretario de Comunicación y Tecnologías de la Información, Julio Pérez del Campo, está feliz co-dirigiendo documentales, igual que tú co-gobiernas la región y, de igual manera que a ti te luce, resulta que la productora EL RETORNO PRODUCCIONES S.L., que ha registrado una obra suya muy premiada, cómo no, por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, fue creada pocos meses después del pacto de investidura del PSOE castellano-manchego de Emiliano García-Page con tu PODEMOS Castilla-La Mancha, región en la que has nombrado a dedo a Julio Pérez del Campo jefe de gabinete de la Vicepresidencia Segunda de la Junta que firmó, ¡Hosanna!, un contrato para la producción de una tertulia televisiva de ¡MÁS DE 80.000 €! (es la segunda vez que grito esta cifra en PODEMOS, creo que es mágica) con una empresa tan novata. Se dice que con tan ‘humilde cantidad’, con la que soñaría cualquier productora recién constituida en nuestro territorio, ésta produjo, además de la tertulia, el documental que grabaron en Gaza Julio Pérez del Campo, el otro director Carles Bóver Martínez y el resto del equipo; también la edición antes de presentarlo a los premios GOYA. Como escribió en uno de sus inefables Caprichos el genial pintor, “el sueño de la razón produce monstruos”, que nadie piense, por tanto, que estamos ante un trato de favor pero, al tiempo, que no olvide el viejo refrán “además de ser honrado, hay que parecerlo”, derivado de la famosa frase del Divino Cayo Julio César sobre Pompeya Sila, y que nos traslada a Plutarco “la mujer del César no sólo debe ser honrada, sino además parecerlo”, especialmente, cuando se está en política y se maneja el dinero de la ciudadanía, y la gente se pregunta si habrá algún otro miembro de Podemos Castilla-La Mancha, o de otro partido en la región, o cualquier otra persona de la misma que pueda tener tanta suerte como Pérez del Campo. El pueblo llano tiende a sospechar que, cuanta más proximidad tienes al poder, los dioses más te propician. ¡A ver si va a ser verdad que el poder es de origen divino!
Aunque así fuera, y quizá tú el ungido en primera instancia, te invito a detener tu carrera para asaltar el OlimPodemos* en el que has estado como divinidad aforada, por encima de la normativa que tanto entonas para controlar a la militancia a tu conveniencia. Por mucho que difieran mis planteamientos de Organización de los del secretario general del mismo, estimo que Iglesias no se merece la “lealtad” que le habéis dispensado en Toledo los once obisPodemos que pretendéis ahora haceros pasar por los salvadores del partido cuando tenéis tanta responsabilidad en su penosa situación. Que alguien como tú, que desprecias y apartas de la formación, por el método que sea, a quien no te baila el agua, o a quien no puedes comprar o utilizar, hayas aventado la “Declaración de Toledo” en los medios nacionales apelando a la pluralidad y a la unidad de la militancia, es lo más surrealista que he visto en PODEMOS, y son muchísimas, demasiadas, las cosas que me ha tocado ver en el partido desde que entré el mismo con el corazón y los ojos bien abiertos.
Lo peor que podría pasar ahora en PODEMOS es que alguno de los que accedisteis a vuestros cargos desde la primera corriente del partido, CQQ* (Corriente Que Privilegiaron), y que os habéis mantenido en los mismos con la bendición de Paulo, siguiendo sus mandatos como obisPodemos al servicio de vuestra Verdad Única, a pesar de desmarcaros de vuestro líder cuando está en declive le sustituyerais para seguir haciendo lo mismo que ÉL* y que repetíais en cada territorio: purgar como herejes a quienes pidan las cuentas y a cuantos piensan diferente a vosotros exterminando cualquier conato de diversidad y confundiendo la unidad con la uniformidad. No todos nos dejaremos uniformar, pero sí podríamos compartir una unidad en la que ni siquiera tú, que tanto has atentado contra la misma, sobrarías a pesar de ir de SOBRAO como el adalid de la unidad perdida… por vuestra culpa, por vuestra culpa, por vuestra grandísima culpa.