Errejón abre una nueva vía de asalto


En las andaluzas el Psoe perdió casi un 30% de sus votantes. AA más de un 32%. Ni Podemos ni Iu ganaron siquiera votos de los perdidos por el Psoe.

Por Félix Gil, Periodista

Es lógica consecuencia de los constantes ataques del grupo dirigente de Podemos Andalucía al Psoe durante casi cuatro años.
Aunque ya ha pasado la cuarentena de ese tremendo golpe electoral, ni en el Psoe, ni en Podemos ni en IU andaluces nadie ha asumido responsabilidades ni marcado nuevas estrategias.
Podemos e IU incluso se han lanzado a preparar las municipales como AA, como si nada hubiera pasado. Al menos el Psoe le ha mostrado a Susana la puerta de salida y ha anunciado que las listas a las municipales habrán de pasar por Ferraz.
Esta situación evidencia algo que ya sabíamos quienes hemos pasado por otros partidos: existe en ellos una tendencia conservadora. Mucha gente vive de los cargos públicos y se conforman con lo que han alcanzado.
El interés de los ciudadanos, sin embargo, es otro: elegir representantes que estén dispuestos a jugársela por ellos. Que se arriesguen a perder su cómoda y remunerada silla.
En 2014 todos los que nos juntamos en Podemos arriesgamos lo que cada uno tenía en una aventura política incierta que lo fiaba todo al apoyo de la gente.
Ante el silencio de los corderos de Podemos e Iu, Errejón acaba de arriesgar su sueldo y acta de diputado, que le quitarán el miércoles que viene. Y confiando en la existencia de nuevos voluntarios, se lanza a la aventura de quitarle Madrid a la derecha, siendo Madrid donde la derecha es más fuerte, con todos los medios de comunicación a su favor, la banca y el Ibex detrás.
Pero no es una aventura quijotesca. Lo hace con el aval de que quien gestiona bien un poder público recibe el apoyo de la gente.
Manuela Carmena recibió una capital en la que las obras de la M30 que hizo a beneficio de las constructoras Gallardón dejó una deuda gigantesca. En cuatro años la ha reducido en un 54%. Y aún así multiplica los beneficios sociales. Etc.
Manuela Carmena tuvo que gestionar con las manos atadas en muchos asuntos. La concejala del barrio de Usera (anticapitalista), se dedicaba a hacer partido, el suyo, en lugar de hablar con los vecinos.
Por ello Manuela Carmena refundó con el nombre Más Madrid la nueva candidatura. Y ofreció a quienes gestionaron bien, fueran o no del gusto de las direcciones de los partidos, formar parte de ella. Y declaró a El País “los discursos de los políticos son infantiles…critican a otros aunque les parezca bien lo que dicen. La gente está harta”.
Errejón se ha apuntado a ese esfuerzo. A Más Madrid, que es una plataforma, se apuntará quien quiera apoyarla. Y parece contar con el apoyo de Podemos ( la carta de Pablo a Errejón ) para la capital. Que sin embargo la combata en la provincia, lo que se anuncia, es un ataque de cuernos. Ojalá una vez Errejón deje el escaño se le pase a Podemos, o sea, a Pablo Iglesias, el berrinche.
Resumiendo: Podemos e Iu están atrincherados mientras Errejón inicia un asalto contra la derecha.
Cada uno que elija donde cree que es más útil.