Ciudadanos de Mijas, espías, cinismo y otras mentiras

El alcalde de Mijas, Juan Carlos Maldonado., tiene dificultades para mantener sus alianzas. Hace cuatro años, con solo cinco concejales, logro la alcaldia frente al PP que tenia y tiene once. Más tarde rompía con sus aliados naturales de la derecha mijeña para alcanzar un acuerdo con el PSOE. De nuevo una formación que habia obtenido mejores resultados que él, 7 contra cinco, cedía la alcaldía al veleidoso alcalde de Ciudadanos.
Maldonado, ahora, ha vuelto a romper el acuerdo con los socialistas. Alega que es por una supuesta filtración. La realidad es que Maldonado, incumpliendo su acuerdo con los socialistas, ha decidido que sea su propio partido el que que manipule los medios de comunicación municipal hasta el final de la legislatura.
Según publica este sábado el diario Sur el pacto de gobierno en Mijas lleva en tensión desde hace mucho tiempo. Solo que ahora podria romperse antes de que acabe la próxima semana.
Desde Ciudadanos alegan que el inicio de estas tensiones se produjo con el nombramiento de Nicolás Cruz (PSOE) como edil. Juan Carlos Maldonado, amigo personal de Cruz desde que ambos militaban en el PSOE ha denunciado al concejal socialista ante la Guardia Civil por un presunto uso fraudulento de información confidencial.

El supuesto espía espiado ha servido a Maldonado para vetar a Cruz como nuevo responsable del área Tecnologíca y , de paso, para quitar la competencia sobre Mijas Comunicación (prensa, radio y tv municipal) al PSOE.
Mijas Comunicación no queda con mas cabeza visible que la del alcalde. Lo mismo que sucedió en tiempos del pepero, Angel Nozal.

Con la denuncia instrumental de Maldonado quita a los socialistas dos competencias fundamentales de cara a seguir gobernando Mijas después del próximo mes de mayo.  Todo un golpe al espíritu democrático que debe imperar en cualquier municipio. Pero un golpe muy en la linea de lo que están haciendo  sus jefes en Sevilla y Madrid. Mirar hacia otro lado mientras pactan un tripartito con PP y Vox. Muy en la linea Ciudadanos. Cinismo sin limites. Eso si, un cinismo que hará complicada la presencia de Ciudadanos en cualquier pacto pos electoral.  La afición de los políticos por manejar unos medios de comunicación que cuesta tres millones de euros a las y los vecinas y vecinos le puede salir cara.